19 de abril de 2014

Un Haiku de Natsume Soseki


























Me gustaría
renacer tan pequeño
como violeta

Natsume Soseki (Haikús zen. Poemas y cartas)











Haikús zen. Poemas y cartas - Editorial Olañeta 


18 de abril de 2014

3 poemas de Ángel Petisme

















Tengo la sospecha de ser un invisible
como los Caballi, esos cuerpos astrales
de hombres que han tenido una muerte prematura.
Los espejos en que me afeito se desuellan
y el cine de mi tristeza se quedó en Harold Lloyd.
Lo real no es la religión de esos juegos cándidos,
cáusticos que yo me construyo. ¿Y el amor?...

El amor es una partitura de hojarascas,
fraguas apagadas y cigarrillos rancios:
no es real para la gente como yo
y lo sustituimos - cruelmente - por la ternura
o por la yesca de la inteligencia.


----
* "Creen que cumplen acciones temporales cuando no tienen
 cuerpo físico sino que actuan en pensamiento" Paracelso.















La noche es tan inevitable
como el peso de un malentendido,
hasta que los grillos no se emborrachan de tristeza
Orión no desvela sus escalofríos.
La Casa del Amor se abre con ganzúas
y en las piscinas de miel del extrarradio
se ahogan las barbies y los coches patrulla.

Los marmolistas hacen horas extras;
la serpiente emplumada de las incubadoras
cuida a sus crías amarillas.

Cualquier rosa se puede desnudar
en la penumbra con un mínimo de arte,
pero al día siguiente la marea
ha arrasado colmillos y residuos,
y la discordia crece
como algodón entre los muelles del somier.














He oficiado de tonto en muchos papeles,
me he roto los puños en refriegas.
He visto murciélagos  
y también demasiadas medusas.
Ahora me basta cerrar los ojos
y tomo un tren
que más lejos me pueda llevar.

Ahora tú serás mi única patria.






Constelaciones al abrir la nevera - Ediciones Hiperión  



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...