16 de octubre de 2013

- Fragmentos Diario de una Resurrección - Luis Rosales






ESTA LENTA ESCISIÓN DE LA CARNE
Y EL CUERPO
 

No es la vida, es la carne lo que siento,
la carne silenciosa y sucedida
que me empieza a dictar su propia vida
y me ha legado el cuerpo en testamento.




4 de agosto del 1978


***


Las alas ciegas

...Morir es como amar,

morir es un aprendizaje progresivo
y asiduo,
y yo recuerdo otros momentos tuyos
más difíciles
en los que me mirabas con los ojos empalizados
y la sonrisa veraneándote en la boca,
pues cuando estás a la defensiva
la indecisión te agrieta un poco,
te va agrietando lentamente
como la carne se cae del cuerpo con la lepra...


...Las alas llevan a la niñez,
esto está claro, pero ahora,
para que nunca vuelvas a sufrir,
voy a inventarte una alegría,
voy a extraer,
de donde esté,
algún recuerdo tuyo que pueda sostenerte,
y te recuerdo niña...

11 y 12 de agosto de 1977




***

COMO ES POSIBLE QUE LA PREDESTINACIÓN
A VECES LLEGUE TARDE 

Cuando vivimos tanto que hay que pagar exceso
hay algo en el amor como una luz suicida,
tal vez es sólo eso,
y hay amores que duran algo menos que un beso,
y besos que han durado algo más que una vida.


30 de marzo de 1977 




Diario de una resurrección
Colección Visor de Poesía  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...